Terapia vascular

Terapia Vascular

Terapia vascular y estimulación de la microcirculación

La microcirculación es una parte funcional importante del riego sanguíneo humano y se desarrolla en la red de finos capilares sanguíneos, nutriendo tejidos y órganos con oxígeno y nutrientes, y eliminando los deshechos celulares. Una microcirculación alterada limitará las respuestas fisiológicas del organismo tanto en la salud como en los procesos de enfermedad, y puede ser igualmente causa directa de trastornos y enfermedades. 

La microcirculación se reduce fisiológicamente con el paso de los años, y puede acelerarse por factores medioambientales y determinados hábitos de vida. 

La aplicación regular de la terapia vascular física contribuye de forma complementaria a la mejora de los procesos de enfermedad, permitiendo al organismo recuperar capacidad de autocuración y regeneración. Son numerosos los beneficios de una microcirculación mejorada en las siguientes patologías y síntomas:

  • Mejora el sistema inmunitario
  • Favorece los procesos de cicatrización, regeneración y recuperación
  • Mejora los trastornos del sueño
  • Acelera la regeneración en lesiones deportivas  
  • Mejora el rendimiento y el bienestar general
  • Artrosis 
  • Dolor de espalda
  • Diabetes
  • Fatiga
  • Enfermedad arterial periférica
  • Polineuropatías
  • Lesiones ligamentarias
  • Fracturas óseas
  • Reuma
  • Estrés

¿Cómo se aplica?

 Más información en: https://curateensalud.bemergroup.com/es